Ron y Revolución

Ron y Revolución por MOMOTOMBOlinea_luz
Desempolvando el diario de mi primera visita a Cuba. Estaba como inicial cuestión comprar una botella del famoso Ron cubano “Habana Club añejo 25.” Siempre quise probarlo como loco, por eso cuando supe que en Japón lo vendían rápidamente me lancé en su búsqueda que por cierto fue prodiga porque solo encontré, 1 año, 3 años y 5 años de la marca.Ya en la Habana entre a una Shopping. Que alegre con mi botella en la mano la curioseaba de arriba a bajo esperando que me llegara el turno para pagar, y de pronto se me crisparon los pelos en puntas pues dándome cuenta del costo eran nada más y nada menos que 300 dólares americanos; demasiado para un gusto que se me iría como el agua, entonces la dejé y pensé… Poco a poco sentí una gran contradicción pues imaginen haber cruzado el Pacifico y no probar el añejo 25, algo al parecer tan elemental.

Salí de allí buscando otros lugares hasta que llegue a “la casa de Ron” en la Habana Colonial. Estaba ya muriendo por el cansancio y el calor pero valió la pena porque allí sí estaba toda la colección de los rones de Cuba y como mi mayor deseo era el de probar, me animé a pedir el traguito del ron más codiciado de “Habana Club añejo 25”. ¡Que sabroso! Aquello me entro por la garganta a la velocidad de un Rocket y la impresión de su aroma se me parecía algo así como a la del Brandi Remy Martín… La línea me costo 25 dólares americanos.

Más tarde cuando me voy a casa de unos amigos cubanos y cuento de mis andanzas, saltaron como los gallos diciendo: -¡Muchacho, ¿estas loco?! ¿Gastaste 25 dólares para solo un traguito? – Pues claro, conteste-. !Después que he viajado 15 horas en avión cómo no me voy a dar ese gustazo! ¿Tengo derecho a probarlo, no?. ¡No, no es eso mi socio, claro! – me dijeron mis amigos. -“Es cierto que el Habana Club es muy famoso y sabroso pero en efecto, a los cubanos otros nos parecen más sabrosos, además de económicos”, a ver, te vamos a enseñar, toma este y veras…

pati
¡AY COJONES!

Jajajaja, todos comenzaron a reír y decían a coros ¡El PATICRUZADO!
Rápido tomé la botella en mis manos y sorbito tras sorbito me corría aquel elixir fenomenal que me hacia sentir súper bien. En la cubierta de la botella estaba puesta una estampilla muy pintoresca y asimismo impreso el nombre mencionado, siguiéndole un poco más abajo el de “Ronera – Matusalén”. Rápidamente comprendí el significado, pues los cubanos repiten mucho un dicho popular para las cosas viejas “Es más viejo que Matusalén” (hombre que vivió novecientos y tantos años).Dicho así tienen razón porque yo sentí que un ron tan joven como el Paticruzado cuando se toma parece que ha estado muchos años en añejo, y la verdad es que después de haberlo saboreado no lo cambio por ninguno. En calidad es alto, en importe ni se diga de barato, la botella sola cuesta de tres a cuatro dólares y no es que yo sea agarrado señores pero pensar que me gasté 25 dólares en una línea de Habana Club por no conocer el Paticruzado. De haberlo sabido tan bueno cuantos tragos me hubiese bebido, cuantas botellas desde primero pude haber compartido con mis amigos y así todos nos paticruzabarnos…

Claro que quien tienen mayor derecho de ser primero en probar los productos de calidad es el propio pueblo del país que lo produce y ahora recordé que estuve en una región muy famosa productora de café, y quede muy sorprendido cuando conversando con unos cosechadores me dijeron -. “Nosotros no sabemos el sabor de nuestro propio café porque todo el de primera calidad es para la exportación”. Y sepa señor, la mayor parte de nuestra producción es para el mercado japonés, por eso, nuestro café lo tomamos mezclado con trigo.

Sentí una gran vergüenza al saber esto, y sí, es lamentable que en muchos países se tengan estos problemas… Pero bueno, mi motivo es contarles del ron de Cuba al que le cogí tremendo gusto, especialmente al Paticruzado”, tan es así que mis amigos los cubanos un nuevo nombre me pusieron, ¡MOMOTOMBO PATICRUZADO!, porque siempre en Cuba andaba medio borrachito y todo alborotado, más si se trata de fama esa seguía creciendo, pues una tarde cuando regreso de nuevo para el hotel, me encuentro al carpetero de turno que con una voz muy alegre me dice cuando me ve:

-¡Hola Momotombo Paticruzado! ¿Como están sus paticas, cruzadas todavía…? ¿Oiga sabe usted? Su otro amigo japonés que esta aquí, ayer regresó muy bien acompañado… Según quienes le trajeron estaba muy fresco durmiendo a piernas sueltas en el centro de un parque en la entrada de la Bahía. ¿Y sabe?, en una mano guardaba como tesoro una botella completamente vacía, wajajaja.

—————— De pronto se hizo silencio. Por ahí venia mi amigo todavía con los ojos completamente rojos y las piernas tan inseguras que apenas se podía sostener, me dice:

-¡Ah Momo! ¿Cómo estás? – ¡Ay yo no recuerdo nada….! ¿Como regrese! ¡Ah si si, tomé un taxi…!

Pero al carpetero precia que le hacían cosquillas riendo sin parar y le dice:

-¡Oiga mi amigo que no fue en taxi! ¡Fue en un carro de la Policía, ¿como lo ve?!

-¡¿Eh?! -Dijo mi amigo. -¡Ah, el Paticruzado! ¡Wajajaja, todos terminamos riendo!.

¡Camaradas! “Ha sido grande la percepción de los cubanos, posteriormente la mía y la de algunos de mis colegas después de haber probado la sabrosura del Ron Paticruzado”. Quizás piensen que es superficial de mi parte contarles sobre mi predilección por este ron, pero recuerden: “Los japoneses pensamos y trabajamos demasiado, créanme, hace falta importar mucho ron Paticurzado desde Cuba para cambiar a Japón”.

linea_luzActualización sobre PATICRUZADO (31 de Diciembre de 2009)

Para los amantes de Cuba y su Ron que se han interesado por saber donde pueden conseguir el Ron Paticruzado de Cuba: Varios amigos me han comunicado que ya en Cuba no lo venden, el por qué, no lo sé.

Pero hay otro Ron que tiene sabor similar al Paticruzado es el Ron “Matusalén”, y dicen que es fácil de obtener por muchas vías, pero, mi recomendación es, que si tanto les gusta Cuba y el buen ron cubano entonces mejor busquen de los fabricados en la isla. La verdad es que todos están excelentes y son originales. ¡Buen provecho!

momo_collection